Cosas que debes saber sobre el RFC Mexicano

Si estás viviendo en México seguramente has oído hablar del Registro Federal de Contribuyentes en el Servicio de Administración tributaria (SAT). Es un requisito indispensable que se debe tramitar si ya eres mayor de edad.

Lo primero que se debe saber es de qué se trata el RFC. Es una clave que contiene 13 dígitos para poder identificar al  contribuyente ya sean morales o físicas. Todo esto se hace con la intención de pagar los impuestos al fisco y controlarlos.

Por lo general estos 13 dígitos se le otorgan  las personas físicas. Los dos primeros son las iniciales del apellido paterno, el tercero es el materno, le sigue la fecha de nacimiento en el formato de año/mes/día y la homoclave que es asignada por el SAT.

En cambio para las personas morales se procede de otra manera. Si la empresa contiene tres nombres, se usará la primera letra de cada nombre. En el caso de que tenga dos se utilizarán las dos primeras iniciales del nombre y las dos iniciales del segundo nombre, la fecha en la que se constituyó la empresa en el formato de año/mes/día y la homoclave del SAT.

Si tienes dudas con respecto a la homoclave, debes saber que se trata de los últimos tres dígitos del RFC. Su función es diferenciar a todos los contribuyentes y así evitar que varias personas tengan el mismo registro.

Es de carácter obligatorio que todas las personas que sean contribuyentes lo tramiten. Las personas que trabajen en empresas del gobierno, empresas privadas o tengan una empresa deberán estar registradas en el SAT.

EL RFC no solamente cumple con la función de pagar impuestos, sino que sirve también para abrir cuentas bancarias, gestionar créditos, vender propiedades, tener acceso a programas sociales, usar el servicio del Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda para Trabajadores y participar en Administradoras de Fondos para Retiro.

Si aún no has comenzado a trabajar, igual puedes registrarte en el SAT y así lo puedes mostrar a la persona que te está empleando. De esta manera podrás conseguir trabajo más rápido. No deberás declarar ante el pago de impuestos ya que al no tener una actividad económica todavía no tienes ninguna obligación fiscal.

Por eso es importante que tengas el RFC y puedas obtener los beneficios que brinda. Lo puedes sacar de una manera más rápida por la página web del SAT.

Más información en https://comosacarelrfc.com/imprimir-rfc-persona-fisica/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *